img-20160921-wa0002El Seminario Nacional de Relaciones Públicas “Gestión Estratégica de Relaciones Públicas para la Excelencia de las Organizaciones” se llevo a cabo el lunes 19 de setiembre en el reconocido Hotel Sheraton. Contó con la participación de Luis Daniel Guerra, gerente de relaciones institucionales de Pluspetrol, quien manifestó su experiencia en cuanto a la Administración de la Controversia para evitar la crisis en las organizaciones de sector industrial.

Lo más importante que debe hacer el relacionista público es escuchar a los públicos, no solo a la gerencia. Además están encargados de analizar , constatar y solucionar las inquietudes de los stakeholders (grupos de interés). Entonces, ¿Qué se debe entender como controversia pública? fue lo que se preguntó el ponente. Controversia es todo aquel conflicto o crisis entre públicos internos y externos. Ante ello, se debe generar una construcción de consensos.

En segundo lugar, Guerra resaltó la importancia de las relaciones públicas en las organizaciones de hoy, tomando en cuenta tres factores: consideran a los stakeholders como un grupo altamente sensible, existe la necesidad de contar la licencia social para operar que debe tener una empresa, fortalecimiento uno de los activos intangibles más importantes: la reputación.

En tercer lugar, expuso acerca de los tres pasos esenciales para construir una estrategia corporativa, los cuales fueron: informar, sensibilizar y lograr aliados. El relacionista público como mediador entre el público interno y externo debe rescatar los acontecimientos e inquietudes de ambos, con el fin de crear una comunicación recíproca, mutua, armónica y empática. De esa manera, pueden asociarse a otras organizaciones y construir una comunicación eficiente y alcanzar propósitos comunes.

Para culminar, Guerra explicó la Controversia que sobrellevó la empresa de gas Camisea. El objetivo de esa organización era obtener su licencia social para iniciar sus procesos en los distritos de Pichanaki (Cusco) y Villarica (Pasco); sin embargo se generaron grupos de defensa frente el plan, quienes hicieron un reclamo al Estado, calificándolo de incompetente, al dejar operar a una empresa que contamine y domine sus tierras

A partir del problema mencionado anteriormente, se desarrollaron conceptos de operación limpia. El propósito ahora era cambiar el concepto de los pobladores. “La actividad de hidrocarburos es compatible con el medio ambiente”, expresó Guerra como el mensaje que se quería transmitir y posicionar.

Los resultados fueron los esperados, ya que se dio la aceptación del discurso de la empresa, y se mantuvo separada del papel del Estado, es decir, la empresa no intervino en los pedidos que la población hacía al Gobierno. Entonces, la labor preventiva consistió en usar el diálogo de forma permanente, generar aliados en etapas de crisis y mantener su línea como una empresa socialmente responsable.

Luego de haber escuchado la ponencia, pude llegar a una conclusión personal, las medidas establecidas en un plan estratégico deben tomar en cuenta tres elementos importantes: protección al medio ambiente, escuchar a las comunidades y guiarse por los objetivos de la empresa.

 

Anuncios